martes, 27 de febrero de 2018

Primera Entrevista del Año O De Cómo Una Buena Entrevista Te Obliga A Pensar Y Repensar...


Tengo tanto que agradecer a  Gyra Dumasta (y también a su hermana, Vaimö Býflugudóttir ) por esta fabulosa entrevista que me obligó a pensar y repensar muchas cosas... GRACIAS, CHICAS.


Un año de autoras. Teresa P. Mira de Echeverría


Bienvenides al segundo post de la iniEcheveva Un año de Autoras.
Tarde, mal y a rastras, como siempre, pero no me lo tengáis en cuenta, sapiencines, por favor, que he tenido uno de los peores meses de mi vida y no es exageración.
¡Pero no nos detengamos en mis problemas! Que eso no es de interés. Más vale tarde que nunca y aquí está, antes de que acabe el mes de febrero
¡conseguido!
la autora de este mes

Teresa P. Mira de Echeverría

img_0915

Nacida en Argentina en 1971 y es doctora en Filosofía, pero como todes les que me leéis sabéis que soy una desgracia escribiendo BIO y además me gusta dejar links
que hay que fomentar el movimiento internáutico 
pues clickais ahí arriba. Ahí donde pone BIO. O en esta otra. Y vais directos a la biografía de ella misma en su blog.
He tenido el maravilloso placer de leer, entre otros, un relato suyo llamado Máquina de mi alma, una preciosidad, que podéis encontrar en esta antología
02btapa2bsteampunk

Ya os aseguro que disfrutaréis de una manera profunda, no solo de lo que narra, sino de cómo lo narra, que es la razón por la que he decidido incluirla en este Mujeres ArtistasUn año de Autoras en la Literatura Sensorial.
Y es que la manera de narrar de Teresa es una pura delicia. Tiene un arte fantástico para, con una sola palabra o un pequeño párrafo, describir de tal modo lo que narra, que es posible ver, sentir, saber sobre el personaje o el lugar, no solo cómo es sino cómo se percibe. Es a lo que yo llamo literatura visual, pero también sensorial, porque no solo te ofrece una imagen clara su narración
igual que ver un cuadro
sino que provoca sentimientos, sensaciones e ideas. Es puro arte.
Sin embargo, ¿quién mejor que la propia autora para explicarnos cosas sobre ella y su obra? Ayer tuve la también inmensa suerte de hablar con ella un rato, hacerle algunas preguntas y conocerla un poco más de lo que sus textos me habían dejado hacerlo. Os transcribo la “entrevista” directamente
aunque no esperéis gran cosa, que no soy periodista ni nada 
No seáis muy dures conmigo que yo sé que no le hago justicia con ella, aunque tenía a mi sissy Vaimö ayudándome. Os animo a leerla, que voy directa al grano saltándome saludos y demás, porque soy yo así y punto, sacar vuestras propias conclusiones y explorar sus textos
bajo la entrevista os dejaré los links a dónde conseguir algunas de sus obras.

Charla con Teresa P. Mira de Echeverría


Writiria.  Primero de todo, entonces, sería interesante saber la perspectiva desde Argentina. esta es una iniciativa para visibilizar autoras de género, ¿podrías ubicarnos, antes de entrar a cosas más de tu trabajo, sobre el panorama en ese respecto por allá? ¿Existen iniciativas como esta?

¿Cómo está el panorama de literatura de género escrita por mujeres?
Teresa.  Se inserta dentro del panorama de la literatura de Ciencia Ficción y Fantasía en general.
Y en general, el panorama es un tanto complicado.
En primera instancia, hay muchos escritorxs, pero no hay grandes editoriales que trabajen lo géneros. Sí existen editoriales pequeñas, que trabajan al borde de la autoedición. Tiradas de pocos ejemplares, problemas de llegada a los grandes centros de distribución, etc. Es decir, un proceso casi artesanal.
En Argentina hemos tenido y tenemos grandes exponentes de la literatura escrita por mujeres (e igual que en el resto del mundo, no son mayoría). Pero se destacan dos grandesAngélica Gorodischer (en el terreno de la Ciencia Ficción y un fase de lo Fantástico muy propio de estos lugares, casi borgeano) y Liliana Bodoc, recientemente fallecida, que llevó la fantasía estilo Tolkien a lo vernáculo y mucho más que eso, a lo auténticamente americano. Ambas autoras vinculadas de una u otra manera con Ursula Le Guin.
Tras esas huellas hay muchas escritoras. Pero la posibilidad de darse a conocer a gran escala o incluso de ser publicadas es muy pequeña.
 W.  Sin embargo, en España se te conoce como una autora de temáticas originales y prosa casi poética. ¿Crees que te desmarcas o que la originalidad viene por lo poco que conocemos de tus influencias?
T.  En mi caso, he publicado más en España y Estados Unidos, que en Argentina.
Mis influencias son más clásicas de lo que parecen.
W. Ilústranos al respecto.
T.  Estoy fuertemente influenciada por autores de la New Wave norteamericana e inglesa. Tal vez por mis lecturas primeras de Ciencia Ficción.
Por ejemplo, Frank Herbert, Philip Dick, Joanna Russ, Octavia Butler, Samuel Delany, Roger Zelazny, Theodore Sturgeon, Philip José Farmer…  La influencia de mi país pasa más por autores como Leopoldo Marechal que unía lo mítico a lo preciosista del relato, dentro de un marco social.
Y finalmente, el gusto por lo barroco y lo existencial que me dejaron mis lecturas de niñez… Dostoievsky, Kafka, Victor Hugo, Dickens… Y la poesía de Lorca o Rilke, por ejemplo.

(Digo de niñez porque leí a los clásicos de muy chica, al revés…)
Pero la experimentación, tanto con el contenido como la forma de la narración, es lo que más me atrapó de la New Wave. Y aún me atrapa.

W.  En tus obras hay un fuerte elemento de búsqueda de la identidad a través de las emociones. ¿Es premeditado? ¿Buscas remover conciencias?
T.  Creo que escribo lo que querría leer… Pero también creo que escribo lo que necesito leer… Lo que quiero decir es: escribo, el última instancia, con un único lector en vista, que soy yo (porque no puedo ni imaginarme quién podría leerme) e intento saber si eso que yo escribo-leo también puede ser importante para otras personas. Busco removerme a mí. La literatura siempre fue un instrumento de libertad para mí, y escribir es mi manera de ser libre. De ser yo. Me sorprende mucho cuando a otra persona le llega lo que yo escribo. En serio… me emociona increíblemente. De pronto es la constatación de que no estoy sola. De que hay mundo. De que es posible comunicarme.
W. Eso es sorprendente, en especial, porque si me parece que encajas en la narrativa sensorial es porque logras comunicar con muy poco, por el modo en que narras. De ello quiero preguntarte ahora, dame un instante que busco un pasaje de ejemplo 🙂
T.  Ok
W.  Por ejemplo, en Máquina de mi alma, que de momento es mi favorito, dices “Techduinn estaba demasiado acostumbrado a hablar por medio de otros como para no notar todos esos matices de interacción y recordar tenerlos en cuenta en futuras ocasiones…” complementa “con lentos y exquisitos movimientos, más propios de un danzarín o un guerrero, el hombre apoyó su rodilla sobre las tablas de la cubierta del barco y extendió sus brazos. Una densa niebla negra se elevó desde estas y comenzó a arrastrase como un animal enjaulado estableciendo un perímetro alrededor del chico y de él. La niebla creció y se alzó hasta ocultarlos de las miradas, los oídos e incluso la conciencia del resto de pasajeros”. Este pasaje es como un cuadro. Puedes verlo, puedes sentirlo, puedes ver por sus ojos, saber su poder… No hay nada explicado, son 4 detalles, en vez de explicaciones largas como en sci fi y en fantasía tradicionales. Me explico; primero dices que el tipo es elegante y delicado, hace pensar en un felino elegante y poderoso y luego… es un animal enjaulado; los has convertido en el león del zoo.
¿Puedes explicar algo más de ese estilo narrativo tan propio? Es un ejemplo EXACTO de la clase de literatura a la que llamo Literatura Sensorial.
T.  Entiendo. Bueno, quizás tenga que ver con dos cosas, un verdadero fantasma que me aqueja desde la juventud y mi forma de escribir.
El fantasma es: la imposibilidad de comunicarse al cien por ciento con otra persona. Es decir. Uno puede estar junto a alguien con quien empatiza a la perfección, ver el mismo atardecer, ambos sentir lo sublime del momento, pero… en el fondo nunca experimentará uno lo que experimenta el otro… Hay una última capa de incomunicabilidad que nos define como humanos. Y la lucha contra esa incomunicabilidad (perdida o no) es uno de los factores que impulsan el arte. Así que que intento dar herramientas para que el lector vea lo que yo nunca voy a ver. Y que él lo haga a través de lo que yo he visto y él nunca verá.
Lo otro es cómo escribo. Pues mi formación es tan cerebral y abstracta, que sí, escribo desde los sentidos. Primero desde el olor. El más primitivo y el primero que me surge. Un aroma es un mundo. Así empiezo. Luego coloresimágenes sueltas. El tacto queda en los detalles, necesito ver los detalles y también palparlos. Si acaso hasta degustarlos. Finalmente, la música se vuelve imprescindible y, con ella, los sonidos del universo que fue naciendo. Entonces coloco una palabra abstracta o un concepto o cualquier cosa que aparezca y hago que juegue en ese mundo. Intento encarnarlos.
La propia prosa me interesa, que la palabra sea tan importante en cómo dice algo que en lo que dice.
W. Tal como me lo planteas, diría que el hecho de que escribas desde lo que sientes y que te fijes en el cómo de las palabras es la clave.
T.   Sí, intento “estar ahí”. Presente. Vivir en el mundo que creé y luego intentar narrarlo. Tal como lo siento. Y jugar con las palabras como con algo familiar e íntimo. Yo expuesta a quien quiera conocerme.
Después de todo, cada paisaje soy yo.
W. Y los personajes?
T.  Nacen de un gesto o una mirada suelta, luego buscan carne, finalmente adquieren voz. Primero son acción, luego personaje. La encarnación de una idea… o un conflicto…
W.  Y esas ideas y conflictos, ¿son propios, ajenos…? ¿de dónde salen? ¿cuál es la llama inicial?
T.   Trabajo casi automáticamente… Una palabra o una imagen detonan la necesidad de ser escritos…Al ser tan automáticos, obviamente son terriblemente inconscientes. Así que estoy segura que, cuando termine de escribir el cuento o la novela, sabré más de mí misma.
Yo, gritándome.
W.  Casi suenas como una vidente, una transcriptora de la historia en vez de creadora, una médium que descubre el mensaje después de haberlo plasmado.
T.   En muchos casos me suena a eso. Sí. La historia escribiéndose a través del escritor. Como el mito narrándose a sí mismo a través del hombre… Quizá, tanto trabajar con símbolos, me dejé llevar. Y me gusta. Nunca sé a dónde va una historia cuando la empiezo.
W. Entonces, ¿tu formación académica influye en tu narración también? Si lo hace ¿en qué sentido?
T.   Bien… Mis años de astronomía (carrera que empecé y no terminé) me siguen inspirando… Pero la filosofía me influye desde los problemas límite. O sea… Para mí la ciencia ficción es filosofía en práctica. Trata de los límites de todo e intenta ir más allá Dick, Lem, Le Guin, Sturgeon… Filosofan
No me había dado cuenta de ello hasta que comprendí que los problemas existenciales se colaban en mis escritos. Otra vez, inconscientemente.
W.   Hablando de eso. Yo solo he leído, 10 variaciones, el tren y la máquina de mi alma, no he tenido tiempo de más. Pero he notado temas transversales como el amor, el autoconocimiento, la identidad, la aceptación del otro sin condiciones (la eliminación de la Otredad, si prefieres). Son estos los problemas existenciales a los que te refieres? están presentes también en tus demás obras? Y, si lo están, ¿hay algún motivo para ello, para priorizarlos sobre otras cuestiones?
T.   Sí, definitivamente. Todos están interconectados.
Primero no creo que intente (tal vez no me salga del todo bien, pero trato) eliminar la otredad sino comulgar con ella y poder acercarla sin perder su carácter de otro…
Lo Otro es innegable y no querría que desapareciese, es parte de la conformación del individuo.
W.  Es un ejercicio de empatía extrema.
T.   Y el individuo se ahogaría si sólo fuera un “otro” para los demás. Exacto. De ahí el amor, como fuerza suprema de conexión. La más sublime porque es la más libre. Tan libre, que parece inexorable. Casi una autocontradicción
Marechal decía en un poema algo así como “terrible 2 de los que quieren ser 1”. Yo quiero sostener ese 2. O 3 o 5 o 1000. Y comunicarlos a pesar de ello. O gracias a ello. Porque no hay comunicación sin multiplicidad. La diferencia hace la comunicación. Y yo diría bendito 2 y bendito infinito. Estar con el otro hasta que la piel se funde y aún así, no dejar de ser yo. Casi que me suena a la Fusión sin confusión de la mística cristiana, jeje.
Amo el sí y no. La lógica ternaria.
W.   Bueno, eso no sé lo que es (lo de la mística cristiana) pero tu discurso es conmovedor y no podría estar más de acuerdo.
T.   Años de teología… jaja
W.   Uf…. No quiero ni pensarlo, me agota solo hacerlo! XD Decías que todas tus historias están interconectadas ¿En qué sentido?
T.  Bueno, creo que son variaciones de un mismo tema. Eso lo descubrieron mis amigos escritores de argentina. Yo ni me había dado cuenta.
W.   ¿Podrías desarrollar?
T.   Eso de lo que hablábamos antes. Amor en todas sus formas como modo de romper y respetar la otredad del otro. Vincular pero también cuidar. Amo al otro por lo que es, no querría que dejara de serlo. Y amor en mi ideal es algo muy MUY amplio.
W.  Es una temática fascinante e inagotable, entonces.
T.   Desde mi punto de vista, sí. Tiene tantos escorzos como ideas, personas, etc. Por eso el amor es imposible de encadenar a una tipología, o a un ideal cultural, o sesgo. Es libertad, casi su sinónimo. Realización propia en, con y gracias a otros.
W.  Hay quién diría que es una utopía.
T.   Sí. Pero las utopías son imprescindibles. Sin ellas no habría horizonte o dirección hacia donde caminar. Si se plasman suelen ser terribles (porque adquirirían un punto de vista) y se convierten en lo opuesto, pero como ideales, son el faro que permite que cada ser humano sueñe y cree si propia identidad.
El amor perfecto no existe. Y gracias por ello.
La imperfección no es sinónimo de mal o de error.
W.  ¿De qué entonces?
T.   De variedad.  De no-unificación. De movimiento. De mutación
Perfecto es lo acabado, completo. El Todo, El infinito
Imperfecto es lo que está en vías de…
Lo que se mueve entre extremos…
La Nada y el Todo
Más que una inexistencia
Menos que la Totalidad
Y sí, es dolorosa.
W.  Dado que todo eso se infiere en tus escritos, no es sorprendente que fascinen; no es lo que nos enseñan a pensar, pero es lo que en el fondo, todos intuimos (o deberíamos).
¿Los relatos de las antologías anglosajonas los traduces tú o tienes traductés? ¿O escribes en inglés directamente?
T.  No, escribo solo en castellano.
Tengo la suerte de que me haya traducido un talentosísimo escritor y traductor: Lawrence Schimel
Es un ser humano extraordinario
Le debo mucho. Él es una de esas personas generosas que son capaces de mover cielo y tierra por vos cuando aún no te conocen porque creen en lo que hacés.
Eso hizo él.
Yo lo considero mi amigo. Pero es mi ángel de la guarda.
W.  Me está gustando la charla, pero se hace tarde aquí ¿Te importa que acabe con tres cuestiones rápidas?
T.   Te entiendo perfectamente. Adelante.
W.  Bueno, primero, para quien no te ha leído nunca, ¿Qué les recomendarías leer? ¿Por dónde empezar con tu obra?
T.  Por Diez variaciones sobre el amor. Y dentro de ella, por “La poética de las sirenas” o por “Pterhumano”. Memoria es otro buen comienzo…
W.  La segunda, a todas esas mujeres que no se atreven a escribir, que se coartan a sí mismas a la hora de mover sus manuscritos o de mostrarse como son en ellos precisamente por ser mujeres y ser un mercado dominado por hombres ¿tienes algo que decirles? ¿Algún consejo para ellas?
T.   Ok. Bueno, no sé si un consejo pero algo que aprendí. Dudé al principio como todas si ponerme un seudónimo masculino o sólo las iniciales… Luego decidí ser yo.
Y es que si sos escritora. Si es tu vocación de vida. Eso es lo que sos. Y en este mundo lo único que uno puede hacer bien es SER. Así que, a la miércoles con todos los palos en la rueda: SEAN
Escribir, para mí, es existir. Así que, sólo puedo existir siendo yo.
W.   Es un consejo más allá de la escritura, me gusta. Puedes terminar diciendo lo que quieras y, si puedes, hablándonos un poco de tus proyectos futuros/inmediatos…
T.  Gracias a vos, primero por esta entrevista. Muchas gracias. Sufrí mucho y soy agradecida cuando aparece gente generosa.
Proyectos…
Hay tres antologías anglosajonas que van a salir con cuentos míos en ellas y una novela corta en España (Cerbero). .Pero además está lo que hago y todavía no sé adonde irá
En ese rubro hay una docena de cuentos y un par de novelas terminadas y otras cinco en proceso de escritura (trabajo en paralelo).
W.  ¡Qué prolífica!
T.   Tengo que abrir un abanico o no puedo trabajar, jaja.
Una Addenda… En los proyectos que me preguntaste hay dos que no puedo dejar de nombrar: La antología Ectogénesis, dirigido por Lola Robles, que lleva un cuento mío. Y el otro es Infiltradas con la gran Cristina Jurado, que incluirá un artículo mío.
Y hasta aquí puedo leer, que dicen las malas lenguas. Podéis ver que en la entrevista hay un par de links a sus obras, donde habla de cuáles recomienda para empezar. Así que ya sabéis, humanites, todo el mundo a leer, que es fantástica. Yo, como lectora, la recomiendo fervientemente.
Recordad que también podéis entrar en su BLOG y echar un ojo, que seguro  no os arrepentiréis.
Desde Writiria te digo muchas gracias, Teresa, por la entrevista y por esa literatura tan hermosa que compartes con nosotres.
Ya, para terminar, os dejo también los links del resto de blogueros apuntados a la iniciativa, justo debajo de la despedida.
¡Saludos de jueves tardío (que eso es un viernes, que lo sepáis), sapiencines!



sábado, 6 de enero de 2018

Re-creándonos... Juntos (Hype, hype, y más hype)


Para una gran cantidad de culturas, el inicio de un nuevo recorrido sobre la órbita de la Tierra (no importa cuándo fijen ese inicio) tiene un significado simbólico especial: Volver a Crear el Cosmos.
Esta idea implica no sólo ordenar el caos sino volver a hacer surgir cosas nuevas desde su seno y, sobre todo, volver a crearse uno mismo.
En principio podría parecer una rueda sin fin pero, salvo en raras excepciones, este inicio implicaba siempre la posibilidad de novedad, de cambio, de renacimiento.



Ok, adhiramos pues a esa tradición (al más puro estilo Dr. Who) y re-hagámonos a nosotros mismos... pero a lo grande, esto es, osadamente... Y siempre con la idea de que jamás podemos reiniciarnos, sino sólo avanzar...

Y, ¿por qué Jodie Whittaker? OBVIO, ¿qué mejor símbolo de renacimiento que el del Dr. y en este caso como una mujer? REVOLUCIÓN TOTAL y esperanza, muuuuuuucha esperanza.

Así que aquí están (tácitos o explícitos) los proyectos que ya, al inicio del 2018, nos hablan de recrearnos (tanto en el sentido de renacer a nuestro gusto y también de gozar, de disfrutar, de vivir) en lo que nos hace lo que somos: ESCRITORES...

Obviamente estos proyectos tienen gente detrás sin las cuales no podría haber hecho nada, entre ellos mi inmenso agradecimiento a estas personas que, aparecen sin más y, de pronto, me dan un  impulso inesperado; ellos son Lawrence Schimel, Lola RoblesIsrael Alonso, Fábio Fernandes, Elena Geneau, Cristina Jurado, Luis Pestarini y Narciso Rossi, entre muchos otros...

Nuevos caminos...
     NEW WEIRD A FULL ... (y saben que soy una apasionada por éste género)... en breve habrá una sorpresa iberoamericana al respecto (Argentina, Brasil, España, México y Uruguay más que excelentemente representados), un trabajo extenso que tomó casi un año, con el sello de gente como Israel Alonso, Federico Caivano, Marcelo (Lex) Cardo, Tatiana Carsen, Rolando (Rolcon) Condis, Facundo Córdoba, Matías D’Angelo, Guillermo Echeverría, Fábio Fernandes, Cristina Jurado, Roxana Lozano, Mariela Natalia Pappas, Adrián Paredes, Pedro Paunero, Ramiro Sanchíz, Isabel Santos, Verónica Vázquez y una servidora... Además, de una tapa de ensueño del gran Sebastián Cabrol.


   Entre algunos primeros proyectos personales están, la publicación de algunas NOVELAS BREVES en España, ¡Ah esas tres cabezas!... (el retorno de mi estilo favorito y alguna que anda dando vueltas como brasa caliente por tener ciertas aristas bastante punzantes, lo que en mis historias es decir ya demasiado, jajaja).


    
   El ya anunciado proyECTOgénesis, comandado por la gran Lola Robles, cuenta con una historia mía que me enorgullece por la compañía en la que estoy y por la temática con la que trabajamos. Esperando entonces la salida de mi "MADRE PATRIA".


    35 Women Up To No Good, una antología Feminista de Ficción Oscura, que saldrá en EEUU, tiene un cuento mío gracias a Lawrence Schimel y, por supuesto, a Joanne Merriam de Upper Rubber Boot Books.


    Y si tengo que seguir agradeciéndole a Lawrence, es porque nuevamente le debo la participación con otro cuento, en una antología gigantesca próxima a salir también en en EEUU, en Rosarium Publishing, gracias también a Bill Campbell en Sunspot Jungle, The Ever Expanding Universe of Science Fiction & Fantasy.


    Sin poder adelantar más, una Gemela Vernácula podría estar en condiciones de sacar un cuento mío dentro de una antología interesantísima sobre CF argentina. 

     

   La posibilidad de hablar de MONSTRUOS DEL SUR DEL MUNDO, siiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!! Monstruos, monstruos y más monstruos gracias a una magnífica editora del Norte Norte...

     


   Y algo que tiene un sabor agridulce, el adiós de una de las más grandes publicaciones de habla castellana que hayan existido, una revista libro en la que tengo el orgullo de poder estar con un cuento extraño a más no poder... Toda semilla debe dar frutos, y a este editor le debo más de lo que se imagina... Gracias por hacernos fructificar a muchos de nosotros...


   Y además de todo esto, la inclusión de un nuevo cuento mío en una obra de lujo como es la recopilación que Elena Geneau y equipo está haciendo en su proyecto de traducción de la ciencia ficción escrita es español al f idioma francés. TRADABORDO a nuevo y a pleno, viento en poca y con mi mayor agradecimiento.


Y en plan de trabajo personal... además de una plétora de cuentos iniciados, 10 de los cuales ya están en vías de finalización (algunos ya listos para publicarse antes de estar terminados)... ¡Sí, insisto con las novelas! (que voy a golpear tantas puertas, que una va a abrir, jajaja)...

  • Dos novelas escritas a espera de ser editadas e impresas. 
  • Siete esbozadas (sí, 7).
  • Cinco de ellas en pleno proceso de escritura.
  • Y... UNA de ellas ya MUY encaminada y tal vez demasiado autobiográfica... Pero, ¡qué tanto!, ¡adoremos a los clásicos que siempre hablaban indirectamente de sí mismos para hablar del universo!... ¿o era al revés?




ASÍ QUE, YA CONOCEMOS EL CAMINO... ¡ADELANTE!




domingo, 31 de diciembre de 2017

Qué pasó en el 2017...


Qué pasó en el 2017...

Bueno, gracias a amigos que me ayudaron en los momentos cruciales (especialmente Arkaitz, Miguel Ángel, Roxana, SandraMariela Natalia, Isabel, Inés, Israel, Cristina, y muchos amigos y compañeros más con quienes no quiero ser injusta); gente que estuvo a miles de kilómetros de distancia, desde el otro lado del mundo, y gente que estuvo acá mismo a mi lado, sin cejar ni un segundo... Y mi mamá, Olga... Y mi maravilloso Guillermo... tuve un crecimiento personal como no había experimentado en años.

Superar un problema que, gracias a Dios, al fin pude hacerlo...
¿Se acuerdan de la imagen que elegí para iniciar el 2017, tomada de la Total Recall del 2012 de Len Wiseman (sí, obviamente basada en un cuento de Philip K, Dick)? Pues, bien, el piano funciona, gente, ¡EL PIANO FUNCIONA!







Además, cambié todo mi panorama laboral, con todo el temor y la zozobra que eso implica, pero que terminó siendo para más que bien, para MUY bien... Un cambio con el que gané  muchas cosas buenas, sobre todo descubriendo a personas de una valía enorme y redescubriendo un modo de trabajo olvidado, el que se hace con amor...

También pasé momentos muy feos y de prueba que, como un crisol, separaron el oro de las impurezas, de aquello que reluce pero no es más que oropel... Haciendo que cosas maravillosas salieran a la luz y aprendiendo de las oscuridades. Escollos (algunos de ellos muy grandes y dolorosos) que me devolvieron al camino y a mi pasión.

Y en cuanto a esa pasión, a mi vocación, escribir (aquello que una amiga, Vaimö, definió para mí desde el círculo polar ártico con un fabuloso "Eres libre en ello, en tu escritura, porque para ser libre escribes"); bueno, no puedo estar más que feliz...


  • La edición española de ensueño (revisada y ampliada) de Diez variaciones sobre el amor (colección de cuentos de mi autoría); editada por Israel Alonso para Editorial Cerbero, España, con una ilustración de tapa de Cecilia García, grabados inéditos para cada cuento de Inés Saubidet, y una nueva Introducción exclusiva para la edición española de Cristina Jurado.









  • Mi cuento "Todos los gatos cazan ratones" apareció en la Revista Digital miNatura #154 —la revista de lo breve y lo fantástico— (Gatos), Asociación Cultural miNatura Soterrània, Enero-Febrero 2017; gracias a Ricardo Acevedo Esplugas.










  • El cuento “Los reyes muertos” (un relato centrado en una visión fantástica de terror sobre los terribles años de la dictadura argentina y sus consecuencias) fue publicado en la antología Dark Fantasies. Antología de Fantasía Oscura, Terror y Horror Internacional, editado por Mariano Villarreal, Ed. Sportula, España. Con la participación de cuentos premiados en certámenes internacionales.








  • Mi cuento “Taijitu”, fue incluido dentro de la antología recopilatoria El laberinto Fantástico que edita anualmente la red social de literatura de ciencia ficción, Ficción Científica, bajo la edición de José Antonio Cordobés Montes, también en España. 
  • Y en esa misma antología fui la encargada de escribir el Prólogo.








  • En en co-autoría con el escritor Facundo Córdoba, salió nuestra novella El Señor de la lluvia, en la editorial Café con Leche, España; bajo la cuidada edición de Ricardo Cebrián.













  • Y, finalmente, a un año de la edición de White Star (antología homenaje a David Bowie, dedicada a la gran escritora Pat Cadigan, con la iniciativa de Cristina Jurado y un gran trabajo de co-edición de Israel Alonso), mi cuento basado en la letra y en el espíritu de los ideales artísticos de Bowie, "I'm Deranged" (Antología publicada en  España por Palabaristas, a total beneficio de la Organización por la Lucha con el cáncer de España), volvió a publicarse en una muy bonita edición limitada argentina.







Y, además, con un cierre de año repleto de revelaciones y propuestas y proyectos como nunca imaginé...


POR TODO ESO, SOLO PUEDO DECIR
GRACIAS






lunes, 6 de noviembre de 2017

Science Fiction from Argentina... I found myself between Gorodischer, Castagnet, Aira and Fresan!


Thanks Rachel Cordasco for placing my work as a sample of how much Argentine Science Fiction has to give to the world ... It is a pride for me to be among such a group: From Borges and Angélica Gorodischer to Martin Felipe Castagnet, César Aira and many others !

MEMORY and TERPSICHORE (thanks to Lawrence Schimel, Joanne Merriam, Cristina Jurado and Strange Horizons) continue to give me joys and sailing with good winds!
And to the super generous Cristina JuradoMariano Villarreal Luis Pestarini ... THANK YOU!!!!!

* * *

Gracias Rachel Cordasco por colocar mi obra como una muestra de lo mucho que la Ciencia Ficción Argentina tiene para darle al mundo... Es un orgullo para mí estar entre semejante grupo: Desde Borges y Angélica Gorodischer hasta Martin Felipe Castagnet, César Aira y tantos otros!

¡MEMORY y TERPSICHORE (gracias a Lawrence Schimel, Joanne Merriam y Strange Horizons) continúan dándome alegrías y navegando con buenos vientos!
Y a los supergenerosos Cristina JuradoMariano Villarreal Luis Pestarini... GRACIAS!!!!!

SPECULATIVE FICTION IN TRANSLATION: ARGENTINA

Yes, there is such a thing as “speculative fiction from Argentina,” despite what some authors and critics (both in Argentina and elsewhere) have stated in the past.
While the amount of speculative fiction coming out of Argentina has declined in recent decades, its history stretches back into the early 19th century and Argentina’s independence (1816). More of it is being translated into English with every passing year. Oh, and there’s also a book called Science Fiction in Argentina: Technologies of the Text in a Material Multiverse by Joanna Page, so.
Your first thought upon reading this post’s title may have been, “oh, she’s going to talk about Borges!” A bit, yes. His fiction, of course, is difficult to classify, but is definitely speculative, exploring the weird and surreal in often comic, absurd, brilliant ways (see Ficciones, etc.).
Borges is in good company. Eduardo Goligorsky’s story “When the Birds Die” (tr Vernor Vinge) appeared in a 1967 issue of The Magazine of Fantasy and Science FictionLiliana Bodoc’s novel The Days of the Deer (part of the Saga of the Borderlands fantasy series; tr Nick Caistor with Lucia Caistor Arendar) was translated into English in 2013. And then there’s the wonderful recent anthology Spanish Women of Wonder (Alucinadas), edited by Cristina Jurado and Leticia Lara and translated into English just last year, which features stories by Argentine sf authors like Angélica Gorodischer, Teresa P. Mira de Echeverría, and Laura Ponce.
As you can see, Argentina has a lot of great speculative fiction to offer readers looking for genre-bending explorations of everything from androids to asteroids. So here’s a list of some of the most recent works of Argentine speculative fiction to check out. (Who cares if your TBR pile is already about to fall over?)
For a longer discussion of science fiction (specifically) in Argentina, see the SFE.

TRAFALGAR BY ANGÉLICA GORODISCHER, TRANSLATED BY AMALIA GLADHART

The second of Gorodischer’s novels to be translated into English (Kalpa Imperial was the first), Trafalgar tells the story of businessman Trafalgar Medrano as he tells hisstories of trips to other planets. Each of these stories seems more impossible than the next, but Gorodischer focuses our attention on the humanity within each story: issues of love, power, and exploration. Gorodischer is considered by many to be one of the greatest contemporary speculative fiction authors.

GHOSTS BY CÉSAR AIRA, TRANSLATED BY CHRIS ANDREWS

When a construction worker’s family begins squatting on a building site, they start seeing ghosts everywhere. It is the teenage daughter, however, who is most interested in finding out who these ghosts are, and this curiosity puts her life in danger. At just under 140 pages, Ghosts is a surreal coming-of-age novel by a talented writer and translator.

BODIES OF SUMMER BY MARTIN FELIPE CASTAGNET, TRANSLATED BY FRANCES RIDDLE

Another short novel that packs a punch, Bodies of Summer imagines a world in which, after you die, your consciousness is uploaded to the internet. If you want to be reincarnated, that consciousness is then “burned” into an “unoccupied” body. Raising important legal, technological, ethical, and moral questions, Bodies of Summer is a unique take on humanity’s evolving relation to technology and the mystery of consciousness.

THE INVENTED PART BY RODRIGO FRESÁN, TRANSLATED BY WILL VANDERHYDEN

Born in Argentina but currently living in Spain, Fresan is one of the most brilliant novelists working today. His books are the equivalent of a hungry, curious mind roaming the universe in search of knowledge and thematic connections. The Invented Part is on one level about one writer’s efforts to merge with the “god particle” at CERN and manipulate reality; on another level, it’s about F. Scott Fitzgerald and what it means to write and growing old and mortality and green cows and The Kinks and so much more. His next novel to be translated into English, The Bottom of the Sky, will be out in May, also from Open Letter.

MEMORY BY TERESA P. MIRA DE ECHEVERRÍA, TRANSLATED BY LAWRENCE SCHIMEL

(originally appeared in Terra Nova: An Anthology of Contemporary Spanish Science Fiction, 2012)
I love Mira de Echeverría’s work because it is always so carefully constructed and beautiful to read. Memory is set on a terraformed Mars and tells the story of Jedediah and the “native” Martian with whom he falls in love. Their work to try and reverse the terraforming process is discussed within the larger context of love and family that know no societal/planetary bounds. Mira de Echeverría’s lovely, mind-twisting short story, “Terpsichore” (also translated by Schimel), appeared in Strange Horizons last year.